Con Velcro y todo, su hijo nunca podría aprender a amarrarse los zapatos y aún vivir en zapatos deportivos. Y es tentador solo seguir limpiando sus habitaciones y hacer sus meriendas mucho tiempo después de que puedan hacerlo por si mismos; después de todo, no hay desorden ni quejas cuando hace todo solo por su cuenta. Pero finalmente, eso no es justo para usted — ni para ellos. Irónicamente, fomentar la independencia de su hijo requiere más trabajo a corto plazo de su parte — pero vale la pena cuando se conviertan en adultos responsables que puedan cuidarse solos. A continuación cómo criar a un niño independiente de forma propia.

1 Aumentar sus libertades.

Deje que su bebe juegue solo en una habitación a prueba de niños mientras mira desde la distancia. Cuando crezcan un poco, envíelos afuera a correr solos en el patio. Y aun mayor? Déjalos caminar a la casa de un amigo por la calle.

2 Pedirles que lo consigan por sí mismos.

Incluso los niños pequeños pueden servirse a sí mismos en la mesa y buscar sus propios juguetes en estantes bajos o en un cajón de juguetes. Y si su niño en primer grado quiere un poco de leche? Dígale que agarre el cartón de la nevera.

3 Dejarlos esforzarse.

Aprender a compartir o andar en bicicleta no es fácil, y es tentador abalanzarse y salvar a su hijo de sus dificultades. Pero los momentos de mayor orgullo para los niños provienen de superar la adversidad. Resista el impulso de hacerlo por ellos; en su lugar, solo esté ahí para apoyarlos durante las inevitables frustraciones que suceden en el camino.

4 Colaborar en la resolución de problemas.

Cuando surge un conflicto, tomen turnos para encontrar una solución y verificar entre estas si esa idea funciona para ambos. De esta forma, su hijo participa en la resolución del problema (y los puntos extras: se involucran más en un acuerdo mutuo) en lugar de simplemente esperar a que alguien más les dé la respuesta.

5 Respalde sus amistades.

Los amigos enseñan a los niños cómo manejar sus propios conflictos y desarrollar sus propias conexiones. Establezca muchas citas de juego, incluso con los amigos que no son sus favoritos — aprenderán de esos niños también — y, en la medida de lo posible, deje que los dos descubran qué jugar juntos (y qué hacer cuando no están de acuerdo).

6 Darles tiempo libre.

El aburrimiento es algo bueno, porque los niños aburridos se convierten en niños ingeniosos que resuelven las cosas por sí mismos. No sobrecargue demasiado a su hijo y verá que ellos se divierten.

7 Darles opciones.

Para los más pequeños, podría ser qué camisa usar hoy o si ir al parque o a la biblioteca. Los niños más grandes pueden ayudar a decidir a qué campamento de verano quieren ir, o qué prepararan para cenar juntos.

8 Dejarlos dirigir.

Concédales algunas formas controladas de practicar el liderazgo, ya sea para que inventen una rutina de baile que siga o para que le ayuden a encontrar su puerta de embarque en el aeropuerto en un viaje.

9 Ame y demuestre confianza en su hijo.

Cuando los niños confían en sus padres, se sienten seguros y apoyados, exploran y prueban cosas nuevas — y desarrollan independencia en el proceso.

 

Lo siguiente: Ayude a su hijo a desarrollar las habilidades sociales y de comportamiento que lo guiaran al éxito a lo largo de la vida –Obtenga su versión de prueba gratuita de Q Wunder ahora.