Q Wunder kids ready for kindergarten

9 Formas de Asegurarse que su Niño está listo para el Preescolar

¿Siente mariposas acerca de comenzar la escuela? Oiga, eso es perfectamente normal -- y no solo para los niños. Afortunadamente, si su hijo se dirige al kínder este otoño, tenemos un poco de tarea para usted para asegurarnos de que sea una experiencia A+.

1 Leer un libro sobre comenzar la escuela.

Compre un libro u obtenga uno de la biblioteca sobre el primer día de preescolar. Saber qué esperar ayuda a los niños a sentirse más cómodos con la transición. Extra: Leerle a su hijo también los ayuda a desarrollar habilidades de comprensión -- y a aprender a disfrutar el aprendizaje.

2 Visitar la escuela de su hijo antes del primer día.

La mayoría de las escuelas tienen una jornada de puertas abiertas antes de que comiencen las clases, lo cual es una gran oportunidad para que su hijo conozca a su maestro y a otros niños de la clase. Recorra la ruta que su hijo tomará todos los días para llegar allí y pase algún tiempo en su salón de clases si puede. Dígale cuándo comenzará su día y cuándo los pasara buscando.

3 Organize una cita de juegos con otros niños en la clase de su hijo.

Ya sea que un representante de la clase lo invite a una fiesta de grupo o conozca a otras familias en una jornada de puertas abiertas, trate de reunirse (en un parque cerca de la escuela, por ejemplo) al menos una vez antes del primer día.

4 Empezar a cambiar la hora de ir a la cama.

Si su hijo ha estado yendo a la cama más tarde durante el verano, comience a dar marcha atrás por 15 minutos cada noche hasta que llegue a su hora de acostarse. Probablemente quiera aspirar alrededor de las 7:30 u 8:00; consulte nuestra tabla de hora de ir a dormir para ver qué es lo correcto para su hijo.

5 Practicar las cosas prácticas

Está bien si su hijo no puede amarrarse los cordones todavía, pero sí quiere asegurarse de que puedan abrochar y desabrochar sus mochilas y abrigos y ponerse y quitarse sus zapatos y abrigos por su cuenta. También querrá asegurarse de que puedan abrir sus recipientes del almuerzo y botellas de agua sin su ayuda.

6 Incorpora letras, números, colores y formas dentro de los juegos.

Juegue el juego del alfabeto la próxima vez que esté en el automóvil. Cante canciones divertidas juntos como "Ten Little Monkeys". Juegue Veo veo con colores ("Veo veo algo verde"). Vea qué tan rápido su hijo puede clasificar los cubiertos en el cajón. Hágalo divertido y no lo presione; es más importante que su hijo disfrute aprender además de que ellos saben cómo contar hasta 100.

7 Ir de compras para la escuela.

No tiene que exagerar con un llamativo atuendo de primer día o una mochila elegante -- incluso un nuevo y colorido juego de lápices puede ayudar a su hijo a estar ansioso de su primer día.

 

8 Preguntarle a su hijo cómo se siente acerca de comenzar la escuela.

Si están emocionados, genial. Si tienen miedo, explíqueles que también estaba nervioso por su primer día en el preescolar. Pero hágales saber que también conoció a nuevos amigos, aprendió cosas nuevas y divertidas en el patio de recreo.

9 Mantener la calma y sonreír.

A veces los padres tienen más dificultades en el primer día de clases que los niños. Pero incluso si estás secretamente preocupado por dentro, trate de mantenerse relajado y seguro en el exterior; los niños son muy buenos para captar las señales de sus padres, así que mantenga la calma y la actitud positiva.

 

Fomentar la inteligencia emocional de su hijo promueve la preparación para la escuela y el éxito personal y profesional más adelante. ¡Haga que su hijo comience hoy con Q Wunder!


5 Maneras de Practicar una Crianza Más Positiva

¿Recuerde que cuando niño sus padres hicieron cosas que juró que nunca haría si alguna vez tuviera hijos? ¿Acaba de hacer eso exactamente hace 20 minutos? Que buenos tiempos, esos ingenuos días pre-parentales, ¿no?

Sus reacciones predeterminadas, que probablemente sean cómo lo hicieron sus padres, no son necesariamente su mejor momento al ser padre. Pero, ¿cómo puede hacerlo de manera diferente y ser el padre que quiere ser?

Establezca metas positivas.

Debe saber cuáles son sus objetivos para alcanzarlas. ¿En qué quiere trabajar? Lo que sea que esté en su agenda, que sea positivo. En otras palabras, traduzca "gritar menos" a sus hijos por "estar más calmado". Consejo: piense en las cualidades que le gustaría fomentar en sus hijos (¿ser más paciente?) Y trabaje en esas cualidades en usted mismo. Después de todo, usted es su mayor influencia.

Busque modelos a quien seguir.

Piense en los padres que admira. Mire lo que hacen; pídales consejo. Dicho esto: tenga en cuenta que su hijo es un individuo, y la crianza de los hijos es parte de ensayo y error. Con el tiempo, descubrirá qué es lo que funcionará mejor para su hijo, para usted y su familia, y ajustará su enfoque en acorde a esto.

Póngase primero su propia máscara de oxígeno.

Cuídese, incluso tómese un tiempo en su persona (corra por la mañana antes de la escuela, planifique semanalmente una noche de cita personal, tenga una reunión con los amigos un par de veces al mes). Honrar sus propias necesidades le da la fortaleza para estar ahí para sus hijos. A la misma ves, también les muestra a sus hijos que cuidarse es importante.

Practique tomar un descanso y narre lo que está haciendo.

¿Los niños están sacando su paciencia? Respire, literalmente: pare y tome algunas respiraciones profundas; aléjese por unos minutos mentalmente si es necesario. De cualquier manera, hable sobre lo que está haciendo para que su hijo se dé cuenta y pueda aprender algunos mecanismos sanos de confrontación para la próxima vez que eso ocurra.

Sea amable consigo mismo.

Perdónese a sí mismo cuando no haga las cosas a la perfección todo el tiempo. Y no tenga miedo de disculparse cuando se equivoque. Realmente discúlpese (en lugar de gritar “¡LO SIENTO!" Los niños tienden copear las acciones a sus padres) eh así que su hijo verá una manera más positiva de respetar a los demás y lidiar con los errores que ellos cometan.